Bailoterapia: una opción mas para mantener una vida activa

la energía del baile  ha servido de base para crear una nueva forma de actividad física que  ha adoptado  nuestra sociedad,  existe gran afluencia de personas que acuden a centros de bailoterapia, parques,  y gimnasios en los cuales se imparten estas clases, para liberarse del estrés,  olvidarse de los problemas,  y mejorar su figura.

Esta disciplina es toda una mezcla de géneros de baile combinados en coreografías adaptadas a un salón de gimnasio.

Es la combinación de música y movimiento a través del baile de diferentes ritmos, estimulando el flujo de energía en forma armoniosa y controlada. La música actúa como un detonante de los más variados sentimientos atenuando los momentos de stress, soledad y ansiedad. La bailoterapia es un dialogo entre la música y el cuerpo que favorece la estabilidad emocional al elevar la producción de endorfinas, las cuales generan una sensación de placer y alegría con un impacto directo en los niveles de autoestima y motivación.

“La bailoterapia consiste en hacer ejercicios llevados al baile, lo que te permite relajarte, disfrutar de la música, compartir, aprender, hacer bastante ejercicio cardiovascular, o en los más mayores, trabajar la mente contra el mal de Alzheimer”

“La diferencia entre baile y bailoterapia es que en el baile vienes a tonificar, a pensar, a aprender pasos nuevos y difíciles para darle agilidad al cuerpo, mientras que la bailoterapia te ayuda a hacer eso pero es más diversión, risa, no es tan formal”.

Actividad física

En las clases de bailoterapia no existe un género particular de música. De predominantes ritmos latinos como la salsa, la cumbia, el merengue y el reguerón,  también combina la bachata, el hip hop, la marimba, la bomba, el rock and roll, ritmos extranjeros como la samba, el ashe, la quebradita  e incluso la música electrónica.

En otros países también se practica aunque son conocidos con otros nombres  por ejemplo: en Colombia se conoce como zumba y en cuba como sanabanda.

Como asistir a una sesión de bailoterapia

  • No hace falta saber bailar.
  • Ganas de divertirte
  • No se baila en pareja, es bailar con uno mismo e integrarse a la energía de una gran cantidad de personas haciendo lo mismo.
  • Ropa cómoda
  • Zapatos deportivos cómodo o de baile

¿Qué aporta la Bailoterapia?

  • Desde el punto de vista social.
  • Desarrolla las relaciones interpersonales.
  • Eleva la autoestima.
  • Desarrolla la camaradería, ayuda mutua, perseverancia y voluntad.
  • Fortalece el desarrollo de la personalidad.
  • Desarrolla hábitos de buena conducta.
  • Promueve la utilización del tiempo libre de forma sana.
  • Se mejoran y cambian los estilos de vida.
  • Se logra que el practicante muestre su yo interno.
  • Se nutre el practicante de energía positiva.
  • Se eleva el acervo cultural y alimentario.
  • Mejora las capacidades físicas coordinativas y condicionales

A través de la práctica regular de la Bailoterapia se pretende influir en el comportamiento de los practicantes en el terreno psicosociológico de forma positiva, pues favorece la disminución de la tensión nerviosa, de las angustias y las depresiones, mejora el drenaje sanguíneo que aporta más oxígeno y elementos ricos de energía a cada célula, incluidas las del cerebro. La actividad aumenta la producción de varias sustancias químicas del cerebro como las endorfinas y estas a su vez:

  • Favorecen el buen humor y el entusiasmo.
  • Permiten soportar mejor el estrés.
  • Favorecen la regulación del sueño.
  • Favorecen la regulación del apetito.

El tiempo de duración ideal para realizar esta actividad física es de 1 hora.

Comenta

Comenta