Buena actuación de Fernando Alonso en el llamado ‘fast friday’, con la potencia máxima del turbo funcionando y con todos los competidores reglando el coche para la calificación de sábado y domingo. El español ya ha demostrado estar completamente preparado para conseguir un buen puesto en la parrilla del domingo, incluso la pole, tras superar a pilotos como Juan Pablo Montoya, dos veces ganador en la Indy 500.

El mejor tiempo fue para el francés Sebastien Bourdais (233.116 mph), equipado con un motor Honda. Sin rebufos (más de 8 segundos por detrás que el coche que te precede) Bourdais fue también el primero (231.192), mientras Alonso acabó quinto (230.966).

Siempre en cabeza

El asturiano ha marcado el quinto tiempo de inicio, con una mejor vuelta de 231.080 mph, aunque luego le han ido superando otros rivales hasta caer al octavo y recuperando el quinto de nuevo (231.549). Sin rebufos. A falta de una hora, el asturiano ha recuperado el cuarto con una vuelta de 231.827 mph, en una seria de varios giros superando esa barrera de los 231, a sólo 2,1 de la cabeza.