El astro argentino se encontraba en la ciudad ya que fue invitado a la final de la Copa Confederaciones que disputaron Alemania y Chile y que ganaron los teutones por 1-0.
Yekaterina Nadólskaya indicó que Maradona la molestó e intentó quitarle la ropa cuando la noche del domingo se quedaron solos en la habitación del hotel, a la que supuestamente la periodista había subido para entrevistarle.

“Vino su ayudante me arrojo 500 dólares, y luego llamaron a los guardias de seguridad. Tres hombres me sacaron de la habitación. Ni siquiera me dejaron coger mis cosas”, dijo Nadólskaya.

Maradona no ha brindado declaraciones sobre esta supuesta agresión sexual pero el canal 5 de San Petersburgo ha difundido una versión distinta a los supuestos hechos relatados por la periodista. Según la cadena, la periodista se desvistió ante el exfutbolista y montó un escándalo cuando le pidieron que abandone la habitación.

“Quiero aclarar que no hay ninguna denuncia porque de existir no podríamos salir de Rusia. En el hotel no nos comunicaron nada, y después del partido Diego estuvo con Ronaldo, Infantino y gente de FIFA. Me extraña el tema, y que la denunciante sea una periodista con contacto con la prensa local. Nosotros nos enteramos por llamadas que nos hicieron desde Argentina. Es una situación de alguien que quiere cobrar notoriedad y no pertenece a una denuncia penal ni hecho concreto. Esa es la trascendencia que le damos, la nada misma”, ha declarado Matías Morla, el abogado de Maradona, al portal Infobae.

Mientras que, la periodista rusa colgó un video en el que con una sonrisa irónica le desea “lo mejor” a Maradona.